Seguramente ya te habrás dado cuenta de que en los últimos años los jardines verticales se han hecho cada vez más populares. Tanto en interiores como en exteriores, en hogares o locales comerciales, esta herramienta de jardinería es cada vez más deseada por los consumidores.

Estos muros verdes son una opción sostenible y elegante que conquista cada vez más espacios como hoteles y restaurantes, que buscan elementos paisajísticos innovadores para atraer la atención de sus clientes. Por eso, en este post hemos seleccionado 5 ideas que te ayudarán a integrar este producto en tus proyectos.

¡Vamos a ello!

1. Muro verde a la entrada

Si la idea de tu cliente es impactar a la gente que pasa por la calle, lo ideal es proponer un jardín vertical en el exterior de la entrada del local. Esto hará que el establecimiento destaque sobre los demás y llame la atención.

El muro verde de la entrada también permite destacar el nombre del hotel o restaurante entre el follaje. En estos casos, recomendamos elegir plantas todas del mismo color con diferentes tipos de hojas, junto con el nombre del lugar centralizado, que puede estar iluminado o no, pero siempre en un color que destaque en relación a las plantas.

Esta opción invitará a los clientes a entrar en el espacio y dará al establecimiento un aspecto natural.

2. Jardín en el pasillo

A menudo, cuando vamos a realizar un proyecto nos encontramos con espacios reducidos en los que parece casi imposible hacer ninguna propuesta, pero es sobre todo en estos casos cuando los jardines verticales resultan tan útiles.

Una solución es colocarlos en las paredes de los pasillos o en las paredes situadas detrás de mesas y sofás. En estos casos puedes optar por el uso de plantas de interior y utilizar diferentes colores para llamar la atención de quienes paseen por el espacio. Una pared verde en un pasillo dará un aspecto moderno al lugar.

3. Jardines pequeños

¿El diseño de tu proyecto no prevé cubrir toda la pared con plantas? No te preocupes, existen soluciones de jardines verticales en tamaños reducidos para que puedas hacer gala de tu creatividad. En estos casos incluso es posible integrar flores o suculentas. Esto sin duda llamará la atención de los clientes que frecuentan el hotel o restaurante. Además, puede volverse un espacio instagrameable del local.

En Digebis tenemos los jardines verticales MINIGARDEN que funcionan para proyectos de todos los tamaños y formas, tanto muros, como huertos verticales. Debido a que su sistema modular permite realizar tanto grandes proyectos, como partes de una pared como te aconsejamos aquí.

4. Jardín de formas geométricas

Si tu cliente busca algo moderno e incluso más «artístico», la propuesta puede girar en torno a diferentes formas geométricas y texturas. Esta forma de utilizar el jardín vertical hará que el ambiente (exterior o interior) tenga un toque de special design.

Sin duda, la elección adecuada si quieres algo más minimalista y con cierta personalidad.

5. Huerto vertical

Imagínate entrar en un restaurante que tiene un pequeño huerto en la pared junto a la cocina…¡estamos seguros de que atraería tu mirada!

La buena noticia es que hacerlo también es posible con los jardines verticales. Esta propuesta es válida tanto para restaurantes como para hoteles con cocina y es la mejor opción para que los clientes que lleguen allí vean cómo el local utiliza ingredientes frescos y sostenibles.

Los jardines verticales en formato de módulo permiten todo tipo de ideas creativas y muchos más proyectos «fuera de lo común» que desees crear para tus clientes. Si deseas conocer nuestros productos para diseñar muros verdes innovadores y sostenibles, ¡no dudes en ponerte en contacto con nosotros!

CONTACTA CON DIGEBIS Y PROYECTE UN JARDÍN VERTICAL

Comparte este artículo