La jardinería es una actividad muy beneficiosa para la salud de las personas en muchos aspectos. Sea cual sea nuestra edad y condiciones físicas, todos podemos disfrutar del cultivo de plantas.

Por ello, la afición a la jardinería en casa se han ido posicionando como una excelente actividad de ocio, ya que nos proporciona relajación y mejora la atmósfera de nuestro hogar.

Aparte, debido al crecimiento de las ciudades, la horticultura urbana se ha ido imponiendo como una manera de poder seguir disfrutando del cuidado y contacto con las plantas.

Si tienes clientes aficionados por un estilo de vida verde pero que no tienen un espacio para hacer un jardín, te presentamos soluciones innovadoras para sembrar plantas dentro de una casa o piso. ¡Descúbrelas y crece tu negocio!

cultivar plantas en casa

Los beneficios de tener plantas en el hogar

1- Las plantas purifican el aire

La contaminación atmosférica es uno de los mayores problemas de la actualidad, y no solo está contaminado el aire de la calle, la contaminación también existe en una casa o despacho, incluso, en muchos casos, el aire interior contiene más partículas contaminantes y nocivas para la salud que el de una avenida con mucho tráfico. Sin embargo, las plantas ayudan con este problema y mejoran la calidad del aire exterior e interior de un hogar.

Pero, ¿cómo actúan las plantas? A través de las raíces, las plantas transforman y limpian el aire de microlementos como: hidrógeno, nitrógeno, cloro, azufre, etc… De manera natural.

Ahora, imagínate que existiera una manera de potenciar la acción de purificación del aire que llevan a cabo las plantas. Pues existe: son las macetas depuradoras de aire Airy. Potencian por 8 la acción depuradora de las raíces de las plantas de manera económica y silenciosa.

macetas depuradoras de aire

 

2- Tener plantas en casa reduce la electricidad estática del hogar

Al purificar el ambiente, las plantas también logran un proceso de ventilación en casa.

Dicha capacidad de generar humedad en el ambiente, como consecuencia disminuye la electricidad estática. Además, en ambientes secos, y sobre todo en invierno, se ve incrementada.

3- Sembrar plantas reduce el estrés

Cuando cuidamos de nuestras plantas realizamos una serie de acciones: regar, podar, sembrar… que nos ayudan a desconectar de pensamientos negativos y a concentrarnos en el presente y en lo que estamos haciendo.

Esta reducción de los niveles de estrés no genera placer y nos permite reconectar con nuestro alrededor, un hecho cada vez más difícil en las ciudades debido al ritmo frenético que llevamos.

Numerosos estudios científicos avalan el poder de las plantas y de la jardinería como terapia para prevenir y ayudar a personas que padecen problemas psicológicos como ansiedad, estrés, depresión, fobias, etc…

Un estudio publicado en el British Journal of Sports Medicine concluye que la Jardinería pueden reducir el riesgo de mortalidad hasta un 30%.

4- Posibilidad de cultivar verduras en el hogar

Además de poder cuidar y disfrutar de la belleza y compañía de la plantas de interior, podemos cultivar plantas comestibles. Para ello, es indispensable hacer un estudio del espacio del que disponemos y sus condiciones: interior/ exterior, sol/ sombra, etc… Según estas plantaremos verduras, vegetales o hierbas aromáticas.

No es lo mismo disponer de una amplia terraza con horas de luz solar cada día, que un patio sombrío, un pequeño balcón a una calle con tráfico o, ¿por qué no? Un rincón en la cocina. Soluciones para cultivar en casa existen de todo tipo. Desde cómodos jardines verticales, hasta sistemas de cultivos con luces led, minihuertos urbanos o jardineras con autorriego.

Además, para los niños cultivar plantas y hortalizas es muy positivo porque les permite disfrutar de un entorno de ocio a la vez que les educa en el respeto a la naturaleza, aprenden hábitos alimenticios saludables, conocen de manera práctica los procesos de los seres vivos…

5- Las plantas disminuyen el ruido

Las plantas del hogar actúan como una pantalla frente a ruidos exteriores e interiores, sobre todo en espacios pequeños y cerrados. De esta manera, nos ayudan a reducir el nivel de ruido ahogando los sonidos estridentes.

Como puedes ver, cultivar plantas en casa conlleva múltiples beneficios. Sin embargo, el poder de la plantas no acaba aquí. Si quieres conocer los últimos descubrimientos sobre estos fascinantes seres vivos, te recomendamos que leas la entrevista con William Friedman, biólogo de la Universidad de Harvard.

Comparte este artículo